Henry Fayol

Prácticamente la mayoría de los autores se han visto influidos por la división de funciones gerenciales explicadas por Henry Fayol, quien proporcionó los elementos de un sistema conceptual que ayuda a los gerentes a reflexionar sobre lo que deben hacer

Henry Fayol, de nacionalidad francesa, nació en 1841 en el seno de una familia burguesa. Fue  un destacado ingeniero y teórico de la administración de empresas.

Se graduó como ingeniero civil en minas en 1860 cuando tenía 19 años y se desempeñó como ingeniero en la Sociedad Anónima Commentry Fourchambault.

En 1883 la empresa para la que trabajaba entra en crisis y es a partir de 1888 cuando se transforma en Director General de la sociedad logrando transformar la situación de crisis en plena prosperidad para la organización.

En 1916 expuso sus ideas en Francia en la conocida obra “Administración industrial y general”. Tras los aportes de Taylor, lo que hizo fue utilizar una metodología positivista que consistía en observar los hechos, realizar experiencias y extraer reglas. Desarrolló un modelo administrativo muy importante para la época.

Creía que en la teoría de la administración se debía proceder como en las ciencias exactas, es decir, a través de un sistema de experimentación real para lograr convalidar la doctrina.

Para él, la administración es un conocimiento autónomo aplicable a todas las formas de la actividad humana, de manera que estableció y fundamentó el concepto de la universalidad de la administración.

Fayol sugirió que todas las actividades se agrupan dentro de distintas categorías: actividades técnicas, comerciales, financieras, de seguridad, contables y gerenciales que incluyen las funciones de planeamiento, organización, dirección y control.

Estos son los elementos de la administración que constituyen el llamado proceso administrativo y que son localizables en cualquier trabajo de administración en cualquier nivel o área de actividad de la empresa.

Resumió el resultado de sus investigaciones en 14 principios que toda empresa debería aplicar:

División del trabajo: Es importante que los miembros de la organización se especialicen y de esa forma su trabajo será más eficiente.

Autoridad: Se relaciona con el liderazgo, son los gerentes quienes tienen que dar las órdenes y hacerlas cumplir.

Disciplina: Es necesario que los miembros del equipo respeten las reglas y las cumplan en todo el proceso administrativo.

Unidad de dirección: Este punto hace referencia a que todas las operaciones que tengan un mismo objetivo deben ser dirigidas por un solo gerente que utilice un solo plan.

Unidad de mando: Cada empleado de recibir instrucciones sobre una operación particular proveniente de una sola persona.

Subordinación del interés individual al bien común: El interés de los empleados no debe tener relación sobre los intereses de la empresa como un todo.

Remuneración: Esta debe ser equitativa tanto para los empleados como para los gerentes.

Centralización: Fayol decía que los gerentes debían conservar la autoridad final pero que también debían darle autoridad a los subalternos para que puedan desempeñar correctamente sus funciones.

Jerarquía: La línea de autoridad de una organización pasa en orden de rangos desde la alta gerencia hasta los niveles más bajos de la empresa.

Orden: Cada individuo debe estar en el lugar adecuado y cumplir específicamente su función.

Equidad: Se refiere a que los gerentes deben ser amistosos con sus subalternos y deben estar siempre atentos a cualquier problema que pueda surgir en la organización.

Estabilidad del personal: No es conveniente que una alta tasa del personal esté rotando constantemente.

Iniciativa: Debe dejarse que el personal sugiera nuevos planes y hay que darles libertad para realizarlos aunque cometan errores.

Espíritu de equipo: Es necesario promoverlo ya que esto es lo que le da a la organización un sentido de unidad.

Henri Fayol, en su obra aclaró que “de preferencia, adoptaré el término principios aunque disociándolo de toda sugestión de rigidez porque en las cuestiones administrativas no existe nada rígido ni absoluto, todo es cuestión de proporción.”

“La función administrativa tiene su única manifestación a través de los miembros de la organización que opera sólo sobre el personal.” De allí surge la importancia crítica, que tienen para el autor, los recursos humanos en el buen funcionamiento de las organizaciones.

Resaltó la importancia de la gerencia en el éxito organizacional y por lo tanto observamos que sus conclusiones son generalizables.

En una ocasión Fayol argumentó que “cuando se manifiesta una falla en la disciplina o cuando el entendimiento o la armonía entre los jefes y los subordinados deja que desear, no hay que limitarse a echar negligentemente la responsabilidad de esa situación sobre el mal estado del personal; ordinariamente el mal es una consecuencia de la incapacidad de los jefes. Esto es, al menos, lo que he comprobado en diversas regiones de Francia”.

Falleció en el año 1925 pero el reconocimiento de su obra le llegó muy lentamente principalmente porque sus escritos no fueron traducidos al inglés sino hasta varios años después de su muerte. A pesar de esto, Fayol fue el primero en enunciar muchos de los conceptos de la administración que hoy damos por sentados.

La lectura de su obra brinda una fuente de conocimientos en su mayoría vigentes y aplicables en la actualidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: